El pescado forma parte de la dieta humana desde hace siglos. Con el tiempo, hemos aprendido más sobre los riesgos y los beneficios de comer pescado.

También nos hemos aficionado al sabor y la textura del pescado. También disminuye el riesgo de padecer otras enfermedades, como los accidentes cerebrovasculares. Incluso sabemos el papel que desempeñan estos nutrientes en el desarrollo del cerebro de los niños.

Pero… demasiado de algo bueno es malo. La clave es la moderación.

El pescado contiene mercurio y otros contaminantes. (Piensa en los océanos contaminados.) El consumo excesivo de pescado aumenta su nivel de mercurio dentro del cuerpo. Esto es peligroso para las mujeres embarazadas y lactantes y sus bebés. El Departamento de Agricultura de EE.UU. ha creado directrices y herramientas interactivas en línea para informar al público sobre el consumo seguro de pescado.

Sin embargo, según tu cultura, tus tradiciones y el lugar del mundo en el que te encuentres puede determinar la parte del pescado que comes.

Aunque no todo el mundo come pescado todos los días de la semana, todos tenemos algún tipo de encuentro con un producto de pescado cada día. Con el aumento de la demanda de pescado en todo el mundo, los pescadores y los científicos están decididos a encontrar formas de reutilizar los residuos o subproductos del pescado.

10 Biodiesel

Los combustibles fósiles son una fuente limitada. No son renovables. Una vez que se agotan, no podemos crear más. No es ideal esperar millones de años con la esperanza de que se formen más. Pero no hace falta una larga lección de ciencia. En resumen, los científicos ya han empezado a buscar otras fuentes de energía sostenible. Desde las turbinas eólicas hasta los paneles solares, pasando por los coches eléctricos, la búsqueda continúa.

Alguien tuvo una brillante idea para crear una fuente de combustible alternativa. Una fuente menos costosa, pero energéticamente eficiente, que utiliza subproductos del pescado. Las unidades de procesamiento de pescado producen miles de toneladas de residuos de pescado cada año. Los residuos o partes de pescado desechadas, como espinas, piel e incluso cabezas de pescado, suelen devolverse al océano, lo que se suma a nuestros océanos ya contaminados. El biodiésel ecológico se crea cuando se prensan los subproductos o residuos de pescado y se extrae el aceite de pescado. El aceite de pescado es la base del biocombustible, pero se le añaden otros compuestos antes de que esté listo para ser utilizado por el motor de su coche o incluso de un avión.[1]

9 Cosméticos

¿Has pensado alguna vez en utilizar piel de pescado en tu rostro? Todos queremos tener el mejor aspecto posible, ¿verdad? Nos hace sentir aún mejor cuando podemos utilizar un producto beneficioso que tiene un impacto positivo en nuestro entorno, ¿verdad? En la industria de la belleza y la cosmética, el colágeno es bien conocido por sus propiedades para reducir las arrugas y su capacidad para mejorar la salud de la piel.

El colágeno marino, o colágeno derivado de la piel de los peces, tiene los mismos beneficios que el colágeno de los mamíferos (LINK 6). Puede utilizarse como hidratante de la piel para luchar contra el envejecimiento. Quizá sea su nuevo producto favorito para añadir a su rutina diaria. Otros productos cosméticos derivados de subproductos del pescado son el quitaesmalte, el gel de peinado y algunas aplicaciones de maquillaje: el subproducto del pescado es la base.[2]

8 Gelatina

¿Te imaginas tomar copas de gelatina de fresa y pescado como postre? ¿O chupitos de gelatina de arándanos, vodka y pescado para desconectar después de una larga semana? Los postres son un punto dulce para mí. Y puedo decir que nunca me he planteado tomar pescado de postre. La gelatina suele estar hecha de subproductos de vaca y cerdo, pero también se hace de… lo has adivinado… pescado. Aunque no pueda sustituir por completo a la gelatina procedente de mamíferos, ofrece otra opción para quienes tienen inquietudes religiosas.

Sin embargo, hay algunas propiedades químicas diferentes entre la gelatina de mamíferos y la de pescado. Por ejemplo, la gelatina de pescado tiene un punto de gelificación más bajo, es decir, la temperatura a la que la sustancia comienza a solidificarse y a formarse como gel. Los científicos realizaron un estudio y descubrieron que la gelatina de pescado sería ideal para postres congelados como el helado. Al igual que la gelatina de mamíferos, la de pescado también puede utilizarse como aditivo alimentario.[3]

7 Alimentación animal

Los subproductos del pescado se encuentran en los piensos y en los alimentos para animales. Esto puede no ser una gran sorpresa. Pero es algo que los que no tienen mascotas o los que no están familiarizados con el ganado pueden pasar por alto. Tanto los animales como los humanos se benefician de añadir pescado a su dieta. Los subproductos del pescado, ricos en proteínas, contribuyen al crecimiento y desarrollo de nuestras queridas mascotas y del ganado.

Además, el aumento de los amantes de los animales que desean dar a sus amigos peludos alimentos y golosinas ricos en proteínas ha abierto el mercado de nuevas fuentes de carne. La piel de pescado tiene un alto contenido en proteínas y un bajo contenido en cenizas, por lo que es una opción obvia para la fabricación de piensos y alimentos para mascotas. Con más de 42.000 millones de dólares gastados por los consumidores estadounidenses en alimentos para mascotas en 2020, con los millennials más centrados en productos orgánicos, la necesidad de fuentes seguras y sostenibles es obvia. Y aquí es donde los subproductos del pescado pueden ser realmente útiles. [4]

6 Envasado de alimentos

Lo más frustrante de disfrutar de un bocadillo en un momento de hambre es intentar abrir el envase. Frustraciones aparte. Un buen envase para un producto suele significar que la frescura y el sabor del producto se conservan. También mejora la vida útil del producto.

Para crear un envase ideal para los alimentos, las empresas suelen utilizar películas de plástico. Pero la piel de pescado puede utilizarse para crear una película fina que sea biodegradable y una barrera eficaz. Las películas de gelatina hechas con pieles de pescado son grandes barreras o protectores contra el oxígeno y el aceite. Aunque suene poco apetecible, puede ayudar a reducir nuestra dependencia de los envases de plástico. Mientras este film transparente de pescado sea más fácil de sacar del rollo sin que se doble sobre sí mismo, ¡estamos listos![5]

5 Farmacéutico y médico

Los subproductos del pescado se utilizan de varias maneras en la industria farmacéutica y médica. El aceite de pescado propiamente dicho -en su forma líquida- puede tomarse como suplemento alimenticio, al igual que el colágeno marino. Los suplementos nutricionales tienen muchas formas, como líquido, polvo y cápsulas. Por ejemplo, la gelatina de pescado puede utilizarse para recubrir cápsulas de medicamentos o incluso para crear esas vitaminas de gominola tan populares entre los niños… y los adultos.

Incluso con una dieta rica en pescado, es posible que no esté obteniendo todos los ácidos grasos que necesita de su dieta. Los suplementos de pescado son una forma de absorber esos lípidos necesarios para ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión y enfermedades autoinmunes e inflamatorias.

Algunos estudios también han revelado que los subproductos del pescado pueden desempeñar un papel en productos médicos como la piel humana artificial, las suturas absorbibles de grado fino y los productos para detener las hemorragias durante ciertas microcirugías.[6]

4 Ropa y accesorios

Los peces siempre están de moda: desde los colores vibrantes hasta la cola de sirena, pasando por las medias de rejilla. Ya sea de forma inspirada o literal, usar peces en tu armario no es para los que carecen de sentido de la moda.

En el pasado, los países nórdicos utilizaban pieles de pescado para fabricar zapatos y pantalones. Incluso se utilizaban para crear un accesorio como un bolso o un saco. Imagina un par de botas de piel de pescado con un bolso a juego. Hoy en día, las botas de vaquero hechas con piel de pescado se consideran lujosas incluso en Estados Unidos. Un diseñador fabrica incluso gafas de sol con piel de salmón.[7]

3 Artículos para el hogar

Tómate un momento y mira alrededor de tu casa o dondequiera que estés ahora mismo. Con un mínimo esfuerzo, puede encontrar al menos tres productos que utilizan subproductos del pescado. Vale… quizá no sea el producto exacto que hay en tu casa, pero existen productos similares.

Los residuos de pescado se utilizan para fabricar jabones, velas, lubricantes, caucho, detergentes, tinta de imprenta, pintura, barnices y pegamento. El pegamento de pescado se utiliza habitualmente para unir madera, papel o cuero, y es conocido por su bajo tiempo de fraguado. Las velas utilizan los aceites creados a partir de subproductos del pescado. ¿Cuántos productos funcionales más pueden crearse a partir de residuos de pescado reutilizados?[8]

2 Fotografía y electrónica

La fotografía con película parece ser una cosa del pasado. Sin embargo, la nueva tecnología es relevante y prevalece. Para ser más respetuosos con el medio ambiente, los científicos idearon una película biodegradable para la fotografía y algunos dispositivos electrónicos.

Se fabrican películas finas y transparentes a partir de escamas de pescado para la electrónica plana, como la iluminación de los logotipos y las pantallas planas, para ayudar a la flexibilidad y a un enfoque ecológico o respetuoso con el medio ambiente. Al igual que las ventajas de utilizar subproductos del pescado como envase alimentario, las películas tratadas con gelatina de pescado aumentan la capacidad de almacenamiento de las fotos, las que se pueden tener en las manos, no las digitales.[9]

1 Fertilizante

¿Tienes un pulgar verde? El uso más común de los subproductos del pescado es como fertilizante. A menudo, los subproductos del pescado se denominan despojos de pescado. Es un término que describe todas las partes desechadas del pescado, incluidos los ojos, la cabeza, el corazón, la vejiga natatoria, la cola, las escamas, los huevos y la lecha. Utilizar los despojos de pescado como abono es una práctica cotidiana en la agricultura ecológica, que se centra en proporcionar alimentos de calidad procedentes del medio ambiente y mantener la fertilidad del suelo. Los despojos de pescado son un abono ideal por su composición rica en nutrientes, su bajo coste y su rápida descomposición.

Hay más formas de utilizar los despojos de pescado, pero no entraron en la lista de los diez primeros. Por ejemplo, la cola de pescado se forma a partir de la vejiga de pescado seca y a veces se utiliza para clarificar la cerveza, el vino y el vinagre. Otro ejemplo son las pieles de salmón desecadas, que ahora se anuncian en el mercado como un tentempié saludable. Hay muchas recetas con despojos de pescado que ofrecen un ligero empujón para comer de la nariz a la aleta.

Los científicos y los pescadores siguen buscando formas creativas y beneficiosas de utilizar la enorme cantidad de desechos de pescado que se genera cada año. Pero nosotros también podemos ayudar. ¿Cómo? Haz una lluvia de ideas. ¿De qué manera podría utilizar prácticamente el aceite de pescado? ¿Dónde podemos disminuir la explotación del pescado? Hazle llegar tus ideas a un amigo. No te prives de compartir tus ideas. Quizá tu próxima idea pueda ser la que el mundo necesita.[10]

Tarot del amor: el Oráculo de Cupido | Descubre tu futuro sentimental


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.