Antiguas tradiciones sardas para el mal de ojo en niños y animales

En Cerdeña, eran las ancianas las que practicaban la llamada «medicina», mediante hierbas, ritos y amuletos, que se utilizaban especialmente para los niños especialmente bellos y los animales que se tenían en casa, como los corderos, que eran víctimas fáciles del Mal de Ojo, ya que estaban mucho más cuidados. Como medida preventiva, se pondría una cinta verde en el brazo del niño (bebé), o a la pata del animal, para que estuvieran protegidos de las influencias malignas, incluso inconscientes, de personas cercanas o lejanas.

A menudo, se ataba un objeto especial a la cinta verde, o se hacía un broche con ella, para las personas mayores y especialmente para las niñas, y podía ser una pequeña concha, un pequeño pez o un anclageneralmente de nácar, todos ellos símbolos que recordaban el poder del mar y, por tanto, del agua. Sin embargo, si esto no servía de nada, es decir, si el niño estaba muy enfermo, solía ocurrir que los niños cayeran al suelo inconscientes sin motivo aparente, entonces el fue llevado a la señora que practicaba la medicina.

Esto se hacía obligatoriamente, porque se decía que si el niño no se curaba con la medicina, moriría el miércoles siguiente. Evidentemente, tal era la creencia, pero esta especificidad se confirmaba, hasta el punto de que las madres corrían inmediatamente a las damas, para someter a sus hijos al ritual y curarlos de la maldición.

El rito clásico, acompañado de oraciones secretasFue que con agua y granoen un plato como se hace tradicionalmente con el aceite, para comprobar si el niño estaba «infectado» y, en consecuencia, privarle del Mal de Ojo, cuya presencia se comprobaba si el grano dejaba burbujas en el plato. En este caso, se repitió durante los días siguientes hasta que el agua volvió a ser clara. Este ritual también se practicaba con los adultos, pero había que creersi se desea que tenga pleno efecto.

Estos curanderos también utilizaban amuletos, como medallones que colocaban en el pecho del niño, siempre junto a fórmulas y oraciones, o bien utilizaban la misma placa como amuleto, colocándola directamente en la cabeza del niño enfermo, o del adulto que sufría el Mal de Ojo. Sorprendentemente, estos ritos siempre han aportado beneficios tangibles, por lo que nunca se han abandonado a lo largo de los siglos.

Otra tradición, sin embargo, que podría vincularse a la simple superstición, era la de llevar la ropa del revésen particular la ropa interior, para que el mal que se le desea a alguien no encuentre su camino. Esto se ha convertido en una costumbre preventiva, de hecho muchos todavía lo hacen, incluso sin estar seguros de que realmente funcione. Esto muestra cómo el miedo a lo invisible supera a la razón y a la lógica, llevándole a uno a hacer cosas a veces absurdas, sin ningún sentido, pero al mismo tiempo dando seguridad y serenidad, y esto no es ciertamente algo malo.

★ Contenido original de Vídeo&Magia ©, fecha 6 de enero de 2022



★ Ver el vídeo en YouTube (): ★






Oraculo del Futuro Consultas rápidas


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.