Una noche en Nuevo México, Ethan Siegel se enfrentó a algo que le había estado persiguiendo durante casi dos décadas.

Muchos avistamientos de ovnis son fáciles de atribuir a estrellas, aviones, bengalas, drones y otras cosas mundanas, pero cuando la persona que informa del avistamiento es un piloto, un policía, un militar o un científico, tendemos a prestar más atención a lo que vieron y a lo que pensaron que era.

En un reciente artículo para Big Think, el astrofísico Ethan Siegel describió un avistamiento de ovnis al que lleva años tratando de dar sentido, pero que sigue siendo un completo misterio.

Ocurrió en diciembre de 2006, cuando él y un amigo regresaban de un viaje al Parque Nacional de Bandelier, en Nuevo México.

Conducían por un remoto desierto al anochecer cuando Siegel observó una «luz azul brillante en forma de elipse» que al principio estaba inmóvil en el cielo y luego comenzó a moverse lentamente.

«A medida que se acercaba, se hacía más brillante, pero no parecía más que un disco azul sólido, y parecía aumentar la velocidad a un ritmo alarmante», escribió.

«Luego aceleró hacia la derecha, más rápido y más lejos de nosotros, y después de unos dos o tres segundos de conducir a la máxima velocidad, la luz simplemente se apagó».

Lo interesante de esta observación es cómo Siegel fue deconstruyendo lo que vio, tratando de descartar varias explicaciones tradicionales basadas en su propia experiencia.

En última instancia, llegó a la conclusión de que no podía encontrar una respuesta definitiva; en su lugar, planteó una serie de opciones, en su opinión, poco probables, incluida la opción de un origen extraterrestre.

«Así que sí, puedo decir que soy una de las pocas personas que realmente ha visto un OVNI: algo que describiría definitivamente como un objeto volador no identificado.

(Si prefieren el término OVNI, o fenómeno aéreo inexplicable, por el estigma asociado a los OVNIs, estoy feliz de usar cualquiera de los dos).

Pero aunque no puedo explicar del todo lo que vi, en ningún caso creo que fuera una nave espacial extraterrestre», dijo.

«¿Puedo descartar la posibilidad de que fueran extraterrestres? No. Pero tampoco puedo descartar otras posibilidades que me parecen inverosímiles, pero menos inverosímiles que los extraterrestres», añadió Siegel.

Oraculo del Futuro Consultas rápidas


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *