Ciudad hundida con calles y templos intactos ★ Shi Cheng, la Atlántida de China

En las profundidades del lago Qiandeo, en la provincia de Zhejiang (sureste de China), la ciudad de Shi Chenguna ciudad de 1.800 años de antigüedad que se hundió en 1959 debido a la subida de las aguas provocada por la creación de un embalse, y que posteriormente fue abandonada por completo por sus ciudadanos, que se dispersaron por las ciudades vecinas. Su nombre significa «ciudad del león», y se encuentra a unos 40 metros de profundidad de este lago artificial, que se convirtió en un recurso hídrico para la central hidroeléctrica de la zona.

Perteneciente a la dinastía Han y habitada desde hace 1.300 años, lleva más de medio siglo en el fondo del lago y, sin embargo, parece no afectarle su estado. Sigue siendo increíblemente intacta, con sus templos y edificios artísticamente notables, sus calles, aún decoradas e imponentes muros, incluso escaleras de madera, un espectáculo que los buceadores no dejan de saborear, por su antiguo y misterioso encanto.

De hecho, cuando la marea está más baja, desde finales de la primavera hasta principios del otoño, se organizan excursiones supervisadas por guías expertos para que los turistas puedan visitar el lugar; también se ha construido un pequeño submarino turístico que nunca se ha probado debido a las traicioneras corrientes. La selva tropical que la rodea, por tanto, es algo muy evocador que hace que este lugar esté cargado de mitología y leyendas, como los antiguos emplazamientos mexicanos de los aztecas, y de hecho, aparte de los símbolos de la escritura china que adornan los distintos edificios, éstos son sorprendentemente similares.

Teniendo en cuenta la Atlantis de China.

En la actualidad, uno se pregunta si no se trata de la verdadera Atlántida, la que menciona Platón, pero es muy poco probable, tanto por su ubicación y sus raíces históricas, como por su tamaño (tan grande como Asia y Libia juntas(ocupando prácticamente todo el Océano Atlántico, del que tomó su nombre). Consideremos también el lenguaje y las estructuras tradicionales chinas que poco se parecen a la leyenda de la ciudad sumergida por un violento maremoto que la absorbió en el océano Atlántico en una sola noche, un acontecimiento apocalíptico situado en el pasado y no en el futuro, 2400 años después del nacimiento de Platón.

Además, el lago Qiandeo, también llamado El lago de las mil islasEl Parque Nacional de la Ciudad de México, de casi 600 kilómetros cuadrados, alberga más de 1.000 islas que no han sido creadas por la naturaleza, sino por la mano del hombre, un hecho totalmente antinatural del que, francamente, hay que culpar, ya que ha sumergido una maravilla similar con un profundo significado histórico y cultural, misterios aún vivos dentro del templo que domina todo el lugar. El progreso, por desgracia, aunque aporta beneficios al bienestar común, roba la escena al precioso patrimonio de la Humanidad, a veces asfixiándolo, a veces aniquilándolo..

★ Ver el vídeo en YouTube (): ★


magia blanca dinero trabajo amor


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.