Las auroras podrían iluminar los cielos de algunos estados del norte de EE.UU. este fin de semana cuando las partículas cargadas del sol colisionen con la Tierra, ofreciendo la oportunidad de obtener magníficas fotografías nocturnas.

El Centro de Predicción del Tiempo Espacial (SWPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos emitió el jueves una alerta en la que advertía de la probabilidad de que se produjeran dos tormentas geomagnéticas el viernes y el sábado.

Una tormenta geomagnética es una gran perturbación del campo magnético de la Tierra, que suele desencadenarse cuando el sol dispara una nube de partículas cargadas hacia nuestro planeta. Estas nubes se conocen como eyecciones de masa coronal o CME.

Las tormentas geomagnéticas pueden tener todo tipo de efectos y son de distinta intensidad. La que probablemente se produzca el viernes es la más baja en la escala del SWPC, que va de G1 a G5. Se espera que el sábado se produzca otra tormenta más fuerte de nivel G2.

Auroras
Foto de archivo de auroras en el cielo de Alaska. Las auroras son provocadas por nubes de partículas cargadas procedentes del sol.
Elizabeth M. Ruggiero/Getty

El impacto potencial de las tormentas -especialmente la G2- son las fluctuaciones de la red eléctrica, el aumento de la resistencia de los satélites en la órbita baja de la Tierra, la degradación de las señales de radio de alta frecuencia y la aparición de auroras en latitudes más bajas de lo habitual. Esto significa que podría ser posible ver las auroras boreales en estados como Nueva York, Wisconsin y Washington, dijo el SWPC.

Sin embargo, esto dependerá probablemente de que haya cielos claros y oscuros por la noche en regiones libres de contaminación lumínica.

Puede que las auroras no se produzcan, pero si lo hacen pueden dar lugar a unas vistas deslumbrantes y a unas fotografías llenas de color si se captan de la forma adecuada. Por suerte, existen recursos en línea para ayudar a los fotógrafos nocturnos en ciernes a sacar el máximo partido de las auroras que se produzcan.

El elemento crucial para la fotografía de auroras es tener una cámara con un modo manual que permita al usuario editar las opciones de captura para tiempos de exposición más largos, como la velocidad de obturación, la parada f y el ISO. Los tiempos de exposición más largos hacen que la cámara pueda captar mejor la luz que está viendo, sacando a relucir detalles y colores nocturnos que un observador humano podría no percibir. Además, será necesario un trípode para que las imágenes no salgan borrosas.

El sitio web de fotografía Dave Morrow Photography aconseja que los valores mínimos de f-stop que van de f/2,8 a f/4 son buenos para la fotografía de auroras. Los valores de f-stop controlan el tamaño de la apertura de la cámara y, por tanto, la cantidad de luz que entra en el objetivo.

La velocidad de obturación controla el tiempo que la cámara se expone a la luz antes de tomar la imagen. Las velocidades de obturación más largas significan imágenes más brillantes, pero también corren el riesgo de introducir desenfoque. El sitio web de Dave Morrow Photography indica que se recomiendan velocidades de obturación de entre 1 y 15 segundos para la fotografía de auroras.

El valor ISO es la sensibilidad de la cámara a la luz. Según el sitio de noticias espaciales Space.com, un buen valor ISO para la fotografía de auroras está entre 800 y 2500, y un valor más bajo representa menos sensibilidad.

Lo más importante es la luminosidad y la rapidez con la que se mueven las auroras, por lo que resulta útil experimentar. No olvides quitar la tapa del objetivo.

Escoge una Carta y conoce tu Futuro Inmediato en el Amor. TAROT INTERACTIVO :
TEL: 911940558- 806424332 USA: 17866737136

TAROT GRATIS ONLINE


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.