Los gusanos nematodos pueden distinguir entre las moléculas liberadas por las células sanas y las cancerosas, y algún día podrían utilizarse en un sistema de detección del cáncer

El próximo animal que ayude a las personas a detectar el cáncer podría ser un gusano microscópico.

Los nematodos, también conocidos como gusanos redondos, se sienten atraídos por un compuesto liberado por las células cancerosas del pulmón. Cuando se introducen en un pequeño dispositivo, los nematodos (Caenorhabditis elegans) se escabullen hacia las células cancerosas con preferencia a las no cancerosas, según muestran los primeros trabajos.

El método promete convertirse en una prueba de diagnóstico del cáncer de pulmón que podría utilizar muestras de orina o saliva de las personas, afirma Nari Jang, de la Universidad Myongji de Corea del Sur.

Otros investigadores intentan entrenar a los perros para que detecten el cáncer, pero los nematodos también tienen un buen sentido del olfato, que les resulta importante para olfatear su alimento, normalmente bacterias u hongos. Investigaciones anteriores han demostrado que se sienten atraídos por la orina de personas con diversos tipos de cáncer.

Las células cancerosas son bioquímicamente diferentes a las no cancerosas en muchos aspectos. Un compuesto llamado 2-etil-1-hexanol, que tiene un aroma floral, parece ser lo que atrae a los nematodos. «Suponemos que los olores son similares a los de sus comidas favoritas», dijo Jang en un comunicado.

El equipo de Jang ha creado un kit de pruebas que comprende un pequeño chip que contiene algunos de los nematodos de 1 milímetro de longitud dentro de una cámara central, conectada a dos pozos en los extremos opuestos de la cámara.

El chip se coloca en una placa de agar, y una gota de líquido tomada de un plato que contiene células cancerosas se coloca junto a un pozo, y el líquido de las células no cancerosas se coloca junto al otro.

En las pruebas, más nematodos se desplazaron hacia el líquido de las células cancerosas en el transcurso de una hora.

Las pruebas mostraron que el dispositivo con nematodos tiene una tasa de precisión de alrededor del 70% en la detección de la presencia de células cancerosas. Esta cifra no es lo suficientemente alta como para utilizarla como prueba médica, pero es probable que la precisión mejore si se entrena a los nematodos para que respondan al aroma floral, dijo Jang.

La idea no es tan extraña como puede parecer, ya que los nematodos tienen una memoria sorprendentemente buena para las señales ambientales como los olores, dice Lindy Holden-Dye, de la Universidad de Southampton (Reino Unido). «Los gusanos son muy fáciles de mantener y no ocupan mucho espacio», afirma. «En términos de lo que pueden hacer son relativamente sofisticados».

El trabajo fue presentado en la reunión de la Sociedad Química Americana en San Diego esta semana.

Tarot y videncia natural


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.