El caso de los chicos de Tordesillas es uno de los encuentros importantes de la OVNIlogía, pero no es conocido fuera de España. Es un ejemplo perfecto de las consecuencias de la interacción de los ovnis con el cuerpo humano. Martín Rodríguez fue testigo de cómo un rayo de luz, procedente de un OVNI, le atravesó el pecho y supuso numerosas operaciones neurológicas. Esta historia fue investigada por el ufólogo local Iker Jiménez.

Ocurrió la noche del 1 de octubre de 1977, en las afueras de la ciudad de Tordesillas, España, cuando Martín Rodríguez y unos amigos jugaban al escondite en un descampado cercano a la carretera y junto a unas edificaciones agrícolas abandonadas.

Niño español atacado por un OVNI
Testigo Martin Rodríguez

En algún momento, Martín y Fernando Caravelos (ambos de 7 años de edad) decidieron esconderse en algún lugar para que nadie pudiera encontrarlos. Los dos niños corrieron a un corral abandonado que se encontraba lejos del lugar donde los niños estaban jugando. Los chicos sabían que los vagabundos se refugiaban en ese corral, así que decidieron comprobar primero si había algún desconocido dentro.

Martin cogió la piedra y la lanzó a través de la ventana rota, sólo para escuchar un fuerte ruido metálico como si la piedra golpeara lo que parecía un enorme caldero de acero. El sonido despertó su curiosidad, ya que habían subido varias veces al interior del corral y sabían que no había nada que pudiera emitir ese sonido. Así que los dos entraron a investigar.

En el interior del viejo corral, se asombraron al ver un extraño objeto metálico que se encontraba en un rincón: tenía la forma de una gota de agua y se apoyaba en tres soportes. Tenía unos tres metros de altura y dos de ancho con tres ventanas circulares, como si estuvieran destinadas a ojos de buey.

Lea también:

Los soportes estaban formados por una estructura en zigzag y terminaban en una especie de triángulo puntiagudo. La puerta estaba dividida en dos. En el lado derecho de la estructura había una especie de boquilla formada por un multicilindro (una especie de cilindro telescópico) rodeado de vapor condensado. El objeto parecía estar rodeado de burbujas de jabón y emitía un sonido grave e irritante.

Testigo del encuentro OVNI Martín Rodríguez
Boceto del OVNI que supuestamente hirió a Martín el 1 de octubre de 1977

Unos instantes después, los chicos se acercaron al objeto y éste comenzó a vibrar y a elevarse. El primer instinto de seguridad le funcionó a Fernando, saltó hacia atrás y agarró el brazo de Martín para alejarlo del objeto. Pero era demasiado tarde, Martín se quedó congelado como si estuviera paralizado, y un extraño resplandor de luz salió del objeto y acabó golpeando el pecho de Martín.

Asustado, Fernando salió corriendo del lugar en busca de ayuda de otros niños. Mientras tanto, Martín experimentaba una especie de pesadilla. Declaró: «[Transaltion] La sensación que tuve fue que había algo dentro de ese objeto. Algo que me dejaba paralizado sin permitirme moverme. Fue entonces cuando empecé a sentirme mareado y empecé a perder el conocimiento. Esa fue la última imagen que tuve».

Al cabo de un rato, Fernando volvió al corral con los demás niños. Encontraron a Martín semiinconsciente en el suelo, lo levantaron y lo llevaron a casa con sus padres. Pero incluso en casa, Martine siguió en el mismo estado durante mucho tiempo, no hablaba, su piel se volvió amarilla y sus pupilas estaban muy dilatadas.

Fernando y los niños que también presenciaron el suceso contaron a los vecinos de la zona que el extraño objeto voló hacia el cielo. El padre de Martín fue al granero, donde encontró tres marcas triangulares y tierra quemada que olía a azufre. Se recogió una muestra de esa tierra, que se estudió posteriormente.

Los estudios realizados concluyeron que las muestras de tierra recogidas ese día fueron sometidas a una temperatura de aproximadamente 600°C. Estos estudios fueron realizados por el periodista local e investigador de ovnis Iker Jiménez, 20 años después del suceso. Mientras tanto, Jiménez ha publicado un libro titulado «Enigmas sin resolver», donde presenta estos hechos. Martín también apareció en un episodio de un programa de televisión presentado por Jiménez, Cuarto Milenio.

En los años siguientes, Martín Rodríguez, que siempre había gozado de buena salud, comenzó a sufrir dolores de estómago, vómitos, mareos y pérdida de visión. Fue ingresado en el Hospital Redondo Onésimo de la ciudad de Valladolid y, a partir de ese momento, fue sometido a 14 intervenciones quirúrgicas.

Se le diagnosticó hidrocefalia, lo que obligó a abrirle el cráneo en trece intervenciones quirúrgicas. Al parecer, este problema de salud surgió después del suceso del granero. Pero tras este enigmático y traumático episodio, Martin pasó a desarrollar una gran capacidad de retención de la memoria y una gran habilidad para resolver problemas lógicos. Antes del encuentro, solía tener serios problemas para estudiar matemáticas en la escuela.

Encuentro OVNI del niño de Tordesillas
Iker Jiménez trató el caso de Martín Rodríguez en su programa de televisión Cuarto Milenio en 2006.

A lo largo de los años, Martín sufrió numerosas recaídas que le llevaron a comas rutinarios y muchos de sus familiares y amigos pensaron que podía morir en cualquier momento. Pero la vida de Martín continuó más o menos normal, a pesar de su enfermedad y del sufrimiento de las operaciones realizadas. El caso de Martín está considerado como uno de los casos ufológicos más importantes de España, tanto por los testigos que vieron volar el objeto como por las consecuencias que dicha interacción tuvo en Martín.

Los problemas de salud y de desarrollo intelectual que se notaron en él pueden ser objeto de varias discusiones entre grupos de escépticos y ufólogos que defienden que Martín fue en realidad una víctima del contacto con extraterrestres.

Un caso similar de contacto OVNI ocurrió con Stefan Michalak en 1967 cerca del famoso Lago Falcon en la provincia canadiense de Manitoba, cuando se produjo el contacto entre la víctima y la nave que resultó en graves quemaduras. Al parecer, los encuentros con ovnis han dejado a los estadounidenses con quemaduras por radiación, daños cerebrales y del sistema nervioso, e incluso «embarazos no justificados», según una enorme base de datos de informes del gobierno estadounidense que se hizo pública recientemente a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA).

Tarot gratis tirada completa de 28 cartas:


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.