La Oficina del Director de Inteligencia Nacional acaba de publicar su esperado informe desclasificado sobre los «fenómenos aéreos no identificados», que son esencialmente un cambio de nombre de los «objetos voladores no identificados» (OVNIS).

Lo más importante de la publicación del viernes por la noche: decepcionantemente, muy poco. En el documento de 9 páginas, los mejores y más brillantes del Pentágono esencialmente levantaron las manos y admitieron que no pueden explicar la gran mayoría de los aparentes avistamientos de ovnis.

El informe suscitó una gran cantidad de especulaciones antes de su publicación debido a la remota posibilidad de que dijera algo concreto sobre la vida extraterrestre, pero eso no ocurrió.

«No tenemos indicios claros de que haya una explicación no terrestre para ellos – pero iremos a donde nos lleven los datos», dijo un funcionario anónimo del gobierno estadounidense a NBC News poco antes de la publicación del informe. «No tenemos ningún dato que indique que ninguno de estos fenómenos aéreos no identificados forme parte de un programa de recolección extranjero ni tenemos ningún dato que sea indicativo de un gran avance tecnológico por parte de un adversario potencial».

El propio informe es a veces casi cómicamente vago.

«Probablemente hay múltiples tipos de FANI que requieren diferentes explicaciones basadas en la gama de apariencias y comportamientos descritos en los informes disponibles», dice una sección. «Nuestro análisis de los datos apoya la idea de que, si se resuelven los incidentes individuales de FANI, éstos caerán en una de las cinco categorías explicativas potenciales: desorden aéreo, fenómenos atmosféricos naturales, programas de desarrollo del Gobierno de los Estados Unidos o de la industria estadounidense, sistemas de adversarios extranjeros, y un cajón de sastre de «otros».»

En total, el informe examinó 144 incidentes, 143 de los cuales los investigadores no pudieron explicar.

Pero contenía algunas referencias tentadoras.

«En un pequeño número de casos, los sistemas de las aeronaves militares procesaron la energía de radiofrecuencia (RF) asociada a los avistamientos de FANI», reza una de ellas.

«La UAPTF tiene una pequeña cantidad de datos que parecen mostrar que los FANI demuestran una aceleración o un grado de gestión de la firma», se lee en otro. Pero son necesarios «análisis rigurosos adicionales por parte de múltiples equipos o grupos de expertos técnicos para determinar la naturaleza y la validez de estos datos», se dice.

La mayoría de los chismes más interesantes proceden de fuentes anónimas relacionadas con el informe, más que del propio documento.

«Creemos absolutamente que lo que estamos viendo no son simples artefactos de los sensores», dijo una fuente del gobierno a CNN, por ejemplo. «Son cosas que existen físicamente».

En general, las respuestas son escasas. Y para ser justos, la investigación fue, por definición, un inmenso desafío desde el principio.

Fuente futurism.com

Síganos en las redes sociales

..

El tarot gratis Consultas Fiables y 100% Certeras


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.