Los artefactos y elementos intactos encontrados en el yacimiento de Powars II, una cantera de ocre rojo (también conocido como hematita) situada en las estribaciones del sur de las Montañas Rocosas, en Wyoming, demuestran de forma inequívoca que los paleoindios extrajeron ocre rojo hace entre 12.840 y 12.505 años, lo que convierte a Powars II en la cantera de ocre rojo más antigua identificada en América.

Pelton et al. presentan los resultados de las excavaciones controladas realizadas en la cantera de hematita paleoindia Powars II, situada en las estribaciones del sur de las Montañas Rocosas en Wyoming; documentan un estrato adyacente al lecho rocoso, profundamente enterrado, que contiene pruebas in situ de la explotación de canteras de hematita desde hace 12.840 a 12.505 años, asociadas a los complejos culturales Clovis y Plainview. Crédito de la imagen: Pelton et al., doi: 10.1073/pnas.2201005119.

Pelton et al. presentan los resultados de excavaciones controladas en la cantera de hematita paleoindia Powars II, situada en las estribaciones del sur de las Montañas Rocosas en Wyoming; documentan un estrato profundamente enterrado y adyacente a la roca que contiene in situ evidencia de que la extracción de hematita comenzó hace 12.840 a 12.505 años, asociada a los complejos culturales Clovis y Plainview. Crédito de la imagen: Pelton et al., doi: 10.1073/pnas.2201005119.

El ocre rojo cumplía una amplia gama de funciones en las sociedades paleoindias, incluso como pigmento en los rituales, y está presente en un número relativamente grande de yacimientos paleoindios tempranos de América del Norte.

El yacimiento de Powars II, situado en el Hartville Uplift del sureste de Wyoming, es la única cantera de ocre rojo identificada en el registro arqueológico de Norteamérica al norte del sur de México y una de las únicas cinco canteras de este tipo identificadas en toda América.

Tras haber sido recogida por Wayne Powars a principios del siglo XX y revelada a los arqueólogos en la década de 1980, el yacimiento estuvo a punto de ser destruido durante la recuperación de la mina en 1986, pero se salvó en parte gracias a los esfuerzos de los arqueólogos, que documentaron brevemente el yacimiento durante varios días en 1986.

Entre los artefactos descubiertos anteriormente en el yacimiento se encuentran puntas Clovis -que se cree que son de los primeros habitantes de América del Norte- junto con otras puntas de proyectil, herramientas y cuentas de concha.

«Tenemos pruebas inequívocas del uso de este yacimiento por parte de los primeros paleoindios, hace ya 12.840 años, y que continuó por parte de los primeros americanos durante unos 1.000 años», dijo el arqueólogo del Estado de Wyoming, Spencer Pelton.

Entre 2017 y 2020, el Dr. Pelton y sus colegas excavaron una zanja de 6 x 1 m que bisecaba un rasgo de cantera previamente no documentado en Powars II.

Esta excavación documentó una combinación de sedimentos intactos y redepositados del yacimiento que comprendían principalmente residuos antropogénicos de cantera que contenían varios miles de artefactos paleoindios, así como muchos huesos y astas de animales bien conservados. Los huesos de animales y las astas se utilizaron para extraer el ocre rojo de la cantera.

Las puntas de proyectil procedían de numerosos lugares de la región, incluso de lugares tan lejanos como la meseta de Edwards en Texas.

Esto hace que sea probable que el ocre rojo encontrado en los yacimientos arqueológicos de todo el centro del continente americano proceda de la cantera de Powars II.

«Más allá de su condición de cantera, el conjunto de artefactos de Powars II es en sí mismo uno de los más densos y diversos de los descubiertos hasta ahora en el registro paleoindio temprano de las Américas», dijo el Dr. Pelton.

«El yacimiento contiene más de 30 herramientas de piedra astillada por metro cuadrado, algunos de los restos de cánidos más antiguos de un yacimiento arqueológico americano y artefactos raros o únicos, entre otras distinciones».

Las pruebas descubiertas hasta ahora indican que la cantera de Powars II se utilizó en dos períodos principales.

Durante el primero, que data de hace 12.840 años y duró varios cientos de años, la gente no sólo extraía ocre rojo -utilizando huesos y cuernos como herramientas- sino que también fabricaba y reparaba armas, además de otras actividades.

Tras un paréntesis de un siglo o más, el yacimiento fue ocupado por seres humanos que extraían ocre rojo y depositaban artefactos en montones en un pozo de cantera.

«Una mayor excavación del resto del yacimiento, estimado en 800 metros cuadrados, revelará sin duda una complejidad que no ha sido captada por nuestra muestra», dijeron los autores.

Un artículo en el que se describen los hallazgos se publicó en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

_____

Spencer R. Pelton et al. 2022. In situ pruebas de la extracción de hematita paleoindia en el yacimiento de Powars II (48PL330), Wyoming. PNAS 119 (20): e2201005119; doi: 10.1073/pnas.2201005119

Tarot gratis tirada completa de 28 cartas:


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.