Las inquietantes escenas de muerte, destrucción y enfermedad que siguieron a la fusión de Chernóbil hace 36 años -el accidente nuclear más mortífero de todos los tiempos- se grabaron en película y vídeo pero permanecieron ocultas durante décadas. Ahora, estas historias hasta ahora desconocidas salen por fin a la luz, en un nuevo documental de HBO, «Chernobyl: The Lost Tapes».

Un tráiler de la película, que HBO compartió el viernes (3 de junio) en YouTube, ofrece una visión de lo que ocurrió en Ucrania (entonces parte de la Unión Soviética, o URSS) tras el terrible desastre, que tuvo lugar el 26 de abril de 1986 en la central nuclear de Chernóbil, a unos 130 kilómetros al norte de Kiev, la capital ucraniana.

En las cintas, perdidas hace mucho tiempo, los testimonios de los testigos ofrecen una visión de la vida en Chernóbil antes del desastre, y muestran cómo se transformó para siempre tras el accidente. «Todo estaba documentado», dice uno de los testigos en el tráiler, pero muchos de los detalles de la explosión y los peligros potenciales fueron ocultados por los funcionarios soviéticos, que enviaron soldados para «liquidar» los daños y ayudar a encubrir el incidente, dijeron los representantes de la HBO en un comunicado.

Relacionado: 5 cosas raras que no sabías sobre Chernóbil

La gente que vivía en Chernóbil y en sus alrededores, así como los trabajadores que fueron asignados para limpiar los daños en el lugar, fueron posteriormente mantenidos en la oscuridad sobre los riesgos que suponía para su salud la exposición a la radiación mortal. A medida que un mayor número de personas expuestas a la radiación de Chernóbil enfermaban, su confianza en los dirigentes soviéticos se fue erosionando, lo que contribuyó al malestar generalizado que acabó por disolver la Unión Soviética, según la declaración.

La explosión del reactor de Chernóbil causó la muerte de dos trabajadores de la central, y otras 29 personas, muchas de ellas bomberos que acudieron a combatir el incendio, murieron posteriormente por envenenamiento por radiación, según el Organismo Internacional de Energía Atómica. En los años siguientes, las tasas de cáncer se dispararon entre los niños ucranianos, aumentando en un 90%, según informó anteriormente Live Science. En 2006, un informe encargado por Greenpeace International calculó que más de 93.000 personas de Ucrania, Bielorrusia y Rusia murieron por enfermedades relacionadas con la exposición a la radiación de Chernóbil.

El informe afirmaba además que aproximadamente 270.000 personas de esos países que desarrollaron cánceres, no lo habrían hecho si no hubieran estado expuestas a los altos niveles de radiación producidos por el accidente.

«Chernóbil: The Lost Tapes» se estrena el 22 de junio en HBO a las 9 p.m. ET/PT, y se podrá ver en streaming en HBO Max.

Publicado originalmente en Live Science.

Oraculo del Futuro Consultas rápidas


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.