La población mundial de abejas podría verse amenazada por un virus mortal recientemente descubierto, según ha advertido un destacado científico.

El Dr. Robert Paxton, de la Universidad Martin Luther Halle Wittenberg (MLU), en la ciudad alemana de Halle (Baja Sajonia), advierte que la última variante del virus de las alas deformadas puede acabar con las poblaciones de abejas melíferas de todo el mundo.

Paxton dirige el departamento de Zoología General de la universidad. El reconocido experto en enfermedades de las abejas melíferas y silvestres advirtió: «El virus de las alas deformadas es posiblemente la mayor amenaza para las abejas melíferas en estos momentos. Nuestras investigaciones de laboratorio han demostrado que la nueva variante, altamente contagiosa, está matando a las abejas más rápidamente.»

Una abeja chupa el néctar de una flor
Una abeja chupa néctar de una flor el 17 de mayo de 2019, en Berlín, Alemania.
Sean Gallu/Getty Images

La variante del virus, que causa graves daños en las alas de los insectos antes de matarlos finalmente, ha sido detectada por un grupo internacional de investigadores que ha estado analizando variantes del virus durante los últimos 20 años.

La nueva variante del virus se propaga a través de los ácaros Varroa, considerados una de las mayores amenazas para las abejas melíferas en el mundo. Estos ácaros invaden las colmenas y se reproducen poniendo huevos en las pupas.

Paxton advirtió: «Los ácaros no sólo propagan los virus. También se comen las pupas de las abejas».

Si no se detecta y se trata a tiempo, la población de ácaros puede aumentar hasta el punto de que la colmena sucumba a las enfermedades y deformidades causadas por los ácaros.

Las últimas investigaciones de la MLU han revelado que la nueva variante ya ha sustituido a su predecesora en Europa, y se está extendiendo rápidamente en otras regiones.

Los científicos de la MLU han examinado 3.000 conjuntos de datos diferentes para determinar qué regiones están ya afectadas por la nueva variante.

explicó Paxton: «Nuestro análisis confirma que la nueva variante es ya la fuerza dominante en Europa. Nos tememos que es cuestión de tiempo que se haya impuesto en todo el mundo».

Panal de abejas
Panal de una colmena en la Universidad Martin Luther Halle, situada en la ciudad alemana de Wittenberg.
Uni Halle, Markus Scholz/Zenger

La nueva variante, denominada DVW-B, se detectó por primera vez en Europa y África en los primeros años de este milenio. Comenzó a extenderse en América del Norte y del Sur en 2010. En el año 2015, DVW-B llegó a Asia.

Paxton dijo que la nueva variante se ha asentado en todos los continentes excepto en Australia. El zoólogo explicó que el hecho de que el ácaro Varroa no se haya establecido allí en mayor medida podría ser la razón.

El científico añadió: «Las medidas básicas de higiene general de la colmena son primordiales para los apicultores a la hora de proteger sus colonias del ácaro varroa».

Subrayó: «Las abejas son la criatura más importante para la humanidad y el medio ambiente».

Antes de incorporarse a la MLU, Paxton fue profesor y lector de Ecología de los Insectos en la Universidad de Queen’s en Belfast (Irlanda del Norte) entre 2003 y 2010. Anteriormente también investigó en instituciones científicas de Gales, Suecia y México.

Las abejas melíferas son insectos voladores sociales conocidos por la construcción de nidos coloniales perennes de cera, el gran tamaño de sus colonias y el excedente de producción y almacenamiento de miel.

Sólo se reconocen ocho especies supervivientes de abejas melíferas, con un total de 43 subespecies. Sin embargo, las abejas melíferas representan sólo una pequeña fracción de las aproximadamente 20.000 especies de abejas conocidas.

La abeja melífera más conocida es la abeja occidental (Apis mellifera), que ha sido domesticada para la producción de miel y la polinización de cultivos. La única otra abeja domesticada es la abeja melífera oriental (Apis cerana), que se encuentra en el sur de Asia.

El ácaro varroa, el uso excesivo de insecticidas, los proyectos de construcción y la agricultura de un solo cultivo se consideran las principales amenazas para la existencia de las abejas melíferas.

Esta historia fue proporcionada a Newsweek por Zenger News.

Consultas de amor y pareja


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *