Así es como funciona.

Batería de gran altura

Los investigadores han tenido una ingeniosa idea para resolver nuestros problemas de almacenamiento de energía renovable: convertir los rascacielos en enormes baterías alimentadas por la gravedad.

Un equipo del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) de Austria sugiere aprovechar la altura vertical de los edificios altos, un sistema que han bautizado como Tecnología de Almacenamiento de Energía por Elevación (LEST).

La idea es que robots autónomos carguen pesados lastres en los ascensores existentes cuando la demanda de energía sea baja y los almacenen en la parte superior del edificio. Cuando el consumo de energía alcance su punto máximo, estos lastres podrían volver a añadirse a los ascensores y bajar de nuevo, generando electricidad adicional a través de un generador.

Los científicos afirman que el sistema LEST podría permitir que los edificios individuales redujeran en gran medida su dependencia de la red central, sobre todo durante las horas punta, al tiempo que nos permitiría almacenar más energía renovable en las zonas edificadas, pero, como siempre, el diablo está en los detalles.

Arriba y abajo

Es una idea aparentemente sencilla que aprovecha la infraestructura existente.

«El concepto de LEST se me ocurrió después de haber pasado una cantidad considerable de tiempo subiendo y bajando en un ascensor desde que me mudé recientemente a un apartamento en el piso 14», dijo el investigador del IIASA Julian Hunt, autor principal de un nuevo artículo publicado en la revista Energía, en una declaración.

Sin embargo, hay muchos detalles que aún deben ser pulidos antes de que los edificios altos puedan convertirse en baterías gigantes. Por un lado, el equipo todavía tiene que averiguar dónde se pueden almacenar los pesos para el sistema en la parte superior del edificio cuando el sistema está completamente cargado. Además, hay que repartir el peso lo suficiente para que los techos no se derrumben.

A pesar de las limitaciones, el equipo es optimista.

«Las tecnologías de almacenamiento flexibles y respetuosas con el medio ambiente, como LEST, están llamadas a ser cada vez más valiosas para la sociedad en un futuro en el que una gran parte de su electricidad proceda de las energías renovables», afirma Behnam Zakeri, coautor del estudio, en el comunicado.

«Por lo tanto, los responsables políticos y los reguladores del sistema eléctrico deben adoptar estrategias para incentivar a los usuarios finales, en este caso, los edificios de gran altura, a compartir sus recursos de almacenamiento distribuido, como LEST, con la red central», añadió Zakeri.

LEA MÁS: Convertir los edificios altos en baterías [IIASA]

Más información sobre las baterías de gravedad: Un ingenioso tren eléctrico se carga por completo rodando cuesta abajo con una carga pesada

Tarot gratis tirada completa de 28 cartas:


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *