Restos de un recipiente esfero-cónico de cerámica encontrado en Jerusalén que los investigadores sospechan que se utilizó como granada de mano durante las Cruzadas.

Un recipiente de cerámica fragmentado descubierto en Jerusalén podría ser una versión temprana de una granada de mano que los guerreros utilizaron durante las Cruzadas hace unos 900 años, según sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores estudiaron fragmentos de jarras conocidas como recipientes esfero-cónicos, pequeñas vasijas redondeadas con un extremo puntiagudo y una abertura en la parte superior. La forma esfero-cónica era un diseño común para las vasijas en el Oriente Medio de la época, dijeron los investigadores en un comunicado.

Los recipientes se utilizaban para una amplia gama de propósitos, como contener aceites, medicinas y mercurio, o para beber cerveza, entre otros.

Oraculo del Futuro Consultas rápidas


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.