Entre 1962 y 1972, el gobierno de los Estados Unidos llevó a cabo una operación encubierta denominada Proyecto Pegasus que condujo al desarrollo exitoso de una serie de tecnologías muy avanzadas, que permitieron el teletransporte, el viaje en el tiempo y el viaje en el tiempo holográfico.

Al parecer, el programa fue dirigido conjuntamente por la CIA y la DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, y se utilizó para contactar con antiguos presidentes, teletransportar personas a Marte y mantener una relación con extraterrestres.

DARPA fue responsable del desarrollo de varias tecnologías que utilizamos hoy en día, como ARPANET, uno de los antecesores de Internet, desarrollado a finales de los años 60, para garantizar la seguridad de las comunicaciones. La Agencia también fue responsable de estudios con láseres de misiles de alta energía, aviones avanzados, propulsión espacial y tantos otros equipos.

¿Cómo funciona el viaje en el tiempo?

Uno de los tipos de viaje se realiza a través del «cronovisor», un dispositivo electrónico con una pantalla holográfica, donde aparecen escenas de diferentes épocas de la historia, ya sean pasadas o futuras, y sería un viaje virtual y no físico.

Los cronovisores muestran alternativas de futuro que pueden ocurrir en el multiverso. Así, algunas visiones presentadas pueden acabar no confirmándose con el paso del tiempo y pueden seguir existiendo líneas temporales alternativas del tiempo que no nos aparecen.

Un segundo tipo, diferente de los cronovisores, permitía viajar físicamente. La gente era capaz de teletransportarse a través de un portal Stargate a lugares físicos, sin importar la distancia. Más tarde, la nueva tecnología se habría utilizado también para viajar físicamente en el tiempo.

El Proyecto Pegasus prefirió el viaje con niños, ya que buscaban probar los efectos físicos y mentales en los jóvenes. Era importante porque los hologramas creados se colapsarían si algún adulto intentara utilizarlos. Los niños tenían una mente clara y podían percibir cosas a las que los adultos no prestarían atención.

Los científicos de DARPA habrían descubierto que si los adultos viajaban en el tiempo, en cuanto volvían tenían trastornos psicológicos, a menudo imposibles de revertir. Así, utilizar a los niños acabaría con este problema, ya que desde pequeños estarían acostumbrados a enfrentarse a este obstáculo.

Los viajes de Andrew Basiago

Andrew Basiago

Desde niño, Andrew Basiago fue seleccionado entre un grupo de niños con dotes psíquicas para convertirse en un elemento de conexión y en un viajero del espacio-tiempo que se encontraría con dignatarios históricos pasados y futuros, así como con diversas entidades extraterrestres.

Basiago dice que su padre ayudó a desarrollar la tecnología cuando trabajaba para la Ralph Parsons Engineering Corporation, y que cuando lo trajeron para participar en su primer «salto» en la corporación Curtiss-Wright de Nueva Jersey, su padre llevaba años viajando en el tiempo.

Se describe que el «portal» tiene dos barras en forma de paréntesis de 2,5 metros de altura y separadas entre sí unos 3 metros y tiene una especie de cámara de contención de plasma en la que el viajero salta antes de ser transportado a un tiempo o lugar diferente en el tiempo.

Tras su activación, esta máquina crea un «túnel vortex» de Energía Radiante capaz de doblar el tejido de la realidad espacio-temporal. Esta Energía Radiante fue supuestamente descubierta por Nikola Tesla, y su investigación fue confiscada por el gobierno tras su muerte en 1943.

En su primer viaje, Basiago fue teletransportado a la capital del estado de Nuevo México, aunque permaneció en el mismo periodo de tiempo. Durante su formación siguió viajando sólo unas horas en el tiempo para acostumbrarse a la sensación.

Con el tiempo, viajaría al discurso de Abraham Lincoln en Gettysburg, a la tienda de George Washington durante la Guerra de la Independencia estadounidense e incluso a la época de Jesús. Según Basiago, el gobierno quería comprobar la veracidad de los relatos históricos de estos tres personajes, debido a su importancia y a que eran muy comentados.

Durante su servicio a la CIA, Basiago dice haber viajado a Marte más de 40 veces y afirma que el lugar está habitado por algunos humanos y que hay una civilización subterránea que le ha llamado la atención.

«Una vez nos recibió un humanoide, nos comunicamos por telepatía y nos llevó a un lugar que construyeron dentro del planeta. Está lleno de formas curvas pero armónicas». dice.

Basiago dice que también viajó al futuro hasta el año 2045, donde fue transportado a un edificio hecho de esmeralda y acero de tungsteno. Allí recibió información en microfilms con el conocimiento de todos los acontecimientos históricos hasta entonces, para ser llevado de vuelta a los años 70, de donde habría salido.

Según Basiago, el gobierno debería revelar a la opinión pública estadounidense que estaba cegada por la continua y prolongada presencia extraterrestre, que se incrementó enormemente desde el momento en que desarrollamos y utilizamos las armas atómicas, y el uso de estas armas abre un desgarro en el tejido del espacio-tiempo, y no podría haber nada peor que lo que podríamos estar haciendo al universo a los ojos de las civilizaciones extraterrestres.

«Durante 70 años, el gobierno de Estados Unidos ha ocultado tecnologías avanzadas porque pueden ser social, económica o técnicamente disruptivas por naturaleza. Estas tecnologías incluyen la tecnología de teletransporte desarrollada por el Proyecto Pegasus de DARPA. También pueden incluir curas para el cáncer. El gobierno debería iniciar un programa para desclasificar y desplegar estos conocimientos. La norma de difusión técnica debe ser la que proporcione a la gente la mejor tecnología disponible». dice Basiago.

Descubre tu futuro


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.