Puede que los objetos voladores no identificados (OVNIs) sean un pilar de la ciencia ficción, pero el tema se debatirá seriamente en las altas esferas del gobierno de Estados Unidos por primera vez en décadas la semana que viene, ya que los funcionarios de seguridad esbozan las posibles amenazas a la seguridad nacional que plantean.

Fuera de la ciencia ficción, el tema de los OVNIs -que el gobierno llama ahora fenómenos aéreos no identificados (FANIs)- puede ser ignorado como una dudosa teoría de la conspiración. Sin embargo, el año pasado el tema ocupó los titulares nacionales después de que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional publicara un informe de nueve páginas sobre ellos con referencia a 144 incidentes comunicados por fuentes gubernamentales estadounidenses que se remontan a 2004.

El informe, que había sido solicitado por el Congreso, no explicaba ninguno de los incidentes, excepto uno, que fue identificado como «un gran globo que se desinfla». Lo que sí hizo el informe fue proporcionar una prueba de que los informes de OVNIs o FANIs estaban siendo tomados en serio por el gobierno de Estados Unidos.

Ronald Moultrie y Scott Bray
Defensa para la Inteligencia & Seguridad Ronald Moultrie (L) y el Subdirector de Inteligencia Naval Scott Bray (R).
gov.org/Getty

El informe hace incluso referencia a los «estigmas socioculturales» que se interponen en el camino de la recopilación efectiva de datos sobre estos misteriosos objetos, que, en su opinión, «plantean claramente un problema de seguridad de vuelo y pueden suponer un reto para la seguridad nacional de Estados Unidos».

Añadió que se produjeron 11 incidentes de «casi accidentes» entre los pilotos y los FANI. En una serie de incidentes con FANI, los objetos voladores «parecían mostrar características de vuelo inusuales», incluyendo moverse a «una velocidad considerable, sin medios de propulsión discernibles».

El martes de la semana que viene, un subcomité de la Cámara de Representantes iniciará la primera audiencia abierta del Congreso sobre OVNIs y FANIs en más de 50 años, con el testimonio de dos oficiales de defensa, según The New York Times: Ronald Moultrie, subsecretario de defensa para inteligencia y seguridad, y Scott Bray, subdirector de inteligencia naval.

Moultrie prestó juramento el 1 de junio del año pasado. Su trabajo consiste en asesorar al Secretario de Defensa, Lloyd Austin, en asuntos de inteligencia, contrainteligencia y seguridad. Su carrera abarca más de 36 años, durante los cuales ha servido como miembro superior tanto de la CIA como de la NSA.

Es significativo que una nueva oficina organizada por el Departamento de Defensa específicamente para investigar los FANI -el Grupo de Identificación y Gestión de Objetos Aerotransportados (AOIMSG)- se organizó dentro de la oficina de Moultrie.

Bray, por su parte, es un oficial de inteligencia naval responsable de proporcionar evaluaciones de inteligencia a la dirección de la Marina. Su experiencia incluye la recopilación y el análisis de inteligencia.

Su posición dentro de la Armada es notable, ya que los pilotos de la Armada se encuentran entre los que han informado oficialmente de avistamientos de FANI en el pasado.

Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que el propósito de la audiencia de la próxima semana es «romper el ciclo de excesivo secreto y especulación con la verdad y la transparencia,» The New York Times informó.

Oraculo del Futuro Consultas rápidas

Categorías: Ovnis

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *