Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

Esta foto facilitada por la NASA muestra el huracán Harvey sobre Texas el sábado 26 de agosto de 2017, visto desde la Estación Espacial Internacional. Los estudios muestran que el cambio climático está haciendo que los huracanes sean más húmedos, porque el aire caliente puede retener más humedad, y están haciendo que las tormentas más fuertes sean un poco más fuertes. Las tormentas también pueden estancarse más, lo que les permite dejar caer más lluvia sobre el mismo lugar, como en el caso de Harvey de 2017. También se están intensificando rápidamente con más frecuencia, dicen los expertos. Crédito: Randy Bresnik/NASA vía AP, Archivo

Preparen las escotillas para otra desagradable temporada de huracanes.

Casi todas las fuerzas naturales y un puñado de causas humanas -más que el cambio climático- han convertido las últimas temporadas de huracanes en el Atlántico en mortales y costosas. La temporada que comienza el miércoles parece una nota más en un estribillo que bate récords porque todos esos ingredientes para el desastre siguen siendo fuertes, advierten los expertos.

Dicen que estos factores apuntan, pero no prometen del todo, más problemas en el futuro: el fenómeno climático natural de La Niña, el cambio climático provocado por el hombre, las aguas oceánicas más cálidas, la corriente profunda y caliente del Golfo de México, el aumento de las tormentas en África, los cielos más limpios, un ciclo de tormentas activo de varias décadas y el desarrollo masivo de propiedades a lo largo de la costa.

«Es todo y el fregadero de la cocina», dijo el investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach.

En los dos últimos años, los meteorólogos se quedaron sin nombres para las tormentas. Ha habido una costosa galería de grandes huracanes -con vientos de al menos 179 km/h- que han tocado tierra en los últimos cinco años: Harvey, Irma, María, Florence, Michael, Dorian, Humberto, Laura, Teddy, Delta, Zeta, Eta, Iota, Grace e Ida.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy movida

El Teniente Comandante Sam Urato, piloto de un P-3 de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, señala las calcomanías en el fuselaje del avión Lockheed WP-3D Orion ‘cazador de huracanes’ que representan los huracanes en los que ha penetrado durante una gira de concienciación sobre huracanes en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. La temporada de huracanes comienza el miércoles, 1 de junio de 2022, y se presenta movida porque todos los factores apuntan a otro año desagradable en el Atlántico. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

«Ese es el patrón en el que nos hemos encerrado. Y qué estadística para pensar: De 2017 a 2021, más (huracanes) de categoría cuatro y cinco tocaron tierra en Estados Unidos que de 1963 a 2016», dijo el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham, en una entrevista con Associated Press frente a dos aviones cazadores de huracanes que vuelan hacia las tormentas.

Graham, haciéndose eco de la mayoría de los expertos y de todas las previsiones de pretemporada, dijo que «nos espera otro intenso». El año pasado, el Atlántico batió el récord de seis temporadas consecutivas de huracanes por encima de la media, superando el antiguo récord de tres consecutivos, y los meteorólogos prevén una séptima.

La única señal contraria es que, por primera vez desde 2014, no se formó una tormenta antes del inicio oficial de la temporada de huracanes el 1 de junio, pero los meteorólogos están pendientes del huracán Agatha, que ha batido el récord en el Pacífico oriental y que parece que cruzará tierra y se reformará como Alex en el Golfo de México a finales de esta semana.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

El avión cazador de huracanes WP-3D Orion de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, cariñosamente bautizado con el nombre del personaje de los muppets «Rana Gustavo», se encuentra en la pista del Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Aunque los estudios apuntan a un aumento del número de tormentas más fuertes a causa del cambio climático provocado por el hombre, los científicos siguen sin ponerse de acuerdo sobre lo que significa el calentamiento global para la frecuencia general de todas las tormentas. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

Esto es lo que puede hacer que el Atlántico sea caótico esta temporada:

LA NINA

Una de las mayores influencias en las temporadas de huracanes del Atlántico se produce a medio mundo de distancia, en las aguas temporalmente frías del Pacífico ecuatorial, el fenómeno cíclico natural llamado La Nina, la cara más peligrosa para los Estados Unidos de El Niño.

La Nina altera el clima en todo el mundo, incluso haciendo más probable el desarrollo de huracanes en el Atlántico. Comienza en la región africana del Sahel, donde se forman las semillas de muchos de los huracanes más fuertes de mitad de temporada, llamados tormentas de Cabo Verde. Esa región, a menudo seca, es húmeda y tormentosa en La Niña y eso ayuda a su formación temprana.

Una característica meteorológica que puede decapitar las tormentas o impedir que se formen en primer lugar son los fuertes vientos cruzados llamados cizalladura. Pero La Nina amortigua bastante la cizalladura, que es «un factor enorme» para una mayor actividad de las tormentas, dijo la investigadora de huracanes de la Universidad de Albany, Kristen Corbosiero.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes intensa

El director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham, posa para un retrato frente al avión WP-3D Orion «cazador de huracanes» durante una gira de concienciación sobre huracanes en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Graham, haciéndose eco de todos los expertos y de todas las previsiones de huracanes de la pretemporada, dice que «nos espera otro intenso» para 2022. En 2021, el Atlántico batió el récord de seis temporadas de huracanes seguidas por encima de la media, superando el antiguo récord de tres seguidos, y los meteorólogos prevén una séptima. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

CAMBIO CLIMÁTICO

Los estudios muestran que el cambio climático está haciendo que los huracanes sean más húmedos, porque el aire caliente puede retener más humedad, y están haciendo que las tormentas más fuertes sean un poco más fuertes. Las tormentas también pueden estar estancándose más, lo que les permite dejar caer más lluvia sobre el mismo lugar, como en el caso de Harvey de 2017, donde cayeron más de 50 pulgadas (127 centímetros) en un solo lugar. También se están intensificando rápidamente con más frecuencia, dicen los expertos.

Aunque los estudios apuntan a un aumento del número de las tormentas más fuertes a causa del cambio climático provocado por el hombre, los científicos siguen sin ponerse de acuerdo sobre lo que significa el calentamiento global para la frecuencia general de todas las tormentas. Algunos científicos ven una ligera disminución debido a que hay menos tormentas más débiles, pero otros, como el investigador de huracanes del MIT, Kerry Emanuel, ven un aumento general en el número total de tormentas.

Un estudio de Emanuel encontró un aumento general de las tormentas en el Atlántico durante 150 años, con algunas excepciones. Ese aumento es demasiado grande para relacionarlo directamente con el cambio climático, dijo Emanuel, «pero podría estar indirectamente relacionado con el cambio climático», especialmente si el calentamiento global está cambiando las velocidades de circulación del océano, como se sospecha.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

El avión cazador de huracanes WP-3D Orion de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, llamado cariñosamente como el personaje de los muppets «Rana Gustavo», tiene un juguete de peluche de Gustavo pegado en su cabina durante una gira de concienciación sobre huracanes en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

AGUA MAS CALIENTE

El agua caliente actúa como combustible para los huracanes. Las tormentas no pueden formarse hasta que las aguas alcanzan los 79 grados (26 grados centígrados) y cuanto más profunda es el agua caliente y más alta es su temperatura, más tiene que alimentarse el huracán.

Y debido al cambio climático y a las variables meteorológicas naturales, el agua de gran parte del Atlántico, el Caribe y el Golfo de México es cálida y propicia para las tormentas, dijo el investigador de huracanes de la Universidad de Miami, Brian McNoldy. En la zona clave de formación de tormentas, las aguas están medio grado más calientes (0,3 grados Celsius) que el año pasado en esta época del año, según el pronosticador estacional de huracanes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, Matthew Rosencrans.

CORRIENTE DE LAZO

En el Golfo de México se produce un fenómeno normal llamado corriente de bucle, en el que el agua cálida corre a gran profundidad. Esto es importante porque normalmente los huracanes traen aguas profundas frías cuando pasan por aguas cálidas y eso limita su fortalecimiento. Pero la Corriente en Bucle suele impulsar las tormentas y arroja remolinos de agua profunda cálida por todo el Golfo para intensificar la tormenta.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

El avión cazador de huracanes WP-3D Orion de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica se encuentra en la pista del Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Casi todas las fuerzas naturales y un puñado de las causadas por el hombre -más que el cambio climático- han convertido las últimas temporadas de huracanes en el Atlántico en auténticas barbaridades. La temporada que comienza el miércoles, 1 de junio de 2022, parece una nota más en un estribillo que bate récords, porque todos esos ingredientes para el desastre siguen siendo fuertes, advierten los expertos. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

Este año la corriente en bucle parece especialmente fuerte, hacia el norte y preocupante, dijeron Emanuel y otros expertos. La compararon con la corriente en bucle que intensificó Camille en 1969, Katrina en 2005 e Ida el año pasado.

El lunes, la Corriente del Bucle estaba 1,8 grados (1 grado Celsius) más caliente de lo normal, dijo McNoldy.

AIRE MÁS LIMPIO

La contaminación atmosférica tradicional de las fábricas y los coches -el aire sucio de la niebla tóxica y las pequeñas partículas- refleja la luz solar y enfría la atmósfera, según los científicos. Ese efecto de enfriamiento de la contaminación atmosférica probablemente contribuyó a disminuir el número de tormentas en las décadas de 1970 y 1980, que fue un período de calma en el Atlántico.

Pero desde que Europa y Estados Unidos limpiaron gran parte de su contaminación atmosférica, el Atlántico se ha vuelto más tormentoso durante la temporada de huracanes, mientras que ocurre justo lo contrario en Asia, donde la contaminación atmosférica está aumentando, según un nuevo estudio. Los expertos afirman que la disminución de la contaminación atmosférica y el aumento de las tormentas en el Atlántico son probablemente una condición permanente.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

Quinn Kalen, director de vuelo del avión Gulfstream IV de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, explica las funciones de la gotosonda WP-3D durante una visita de concienciación sobre huracanes en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Las dropsondas, pequeños sensores con forma de tubo, transmiten continuamente información meteorológica como la velocidad del viento y la presión para ayudar a los meteorólogos a determinar la fuerza y la dirección de una tormenta. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

CICLOS DE MÁS LARGO PLAZO

Los investigadores de huracanes han observado, a lo largo de un siglo más o menos, un ciclo de actividad de tormentas de tipo on-off, con unos 20 a 30 años de temporadas de huracanes atlánticos intensos, seguidos de 20 a 30 años de menor actividad. El actual ciclo de actividad comenzó en 1995 y, en teoría, debería terminar pronto, pero los científicos aún no ven señales de que eso ocurra.

La teoría detrás del ciclo tiene que ver con las corrientes oceánicas, la salinidad y otros ciclos naturales a escala global. Pero recientemente algunos científicos han empezado a dudar de la importancia del ciclo, si es que existe, y de si realmente la contaminación atmosférica y ahora el cambio climático están alterando el ciclo.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

Nikki Hathaway, meteoróloga y directora de vuelo del avión WP-3D Orion «cazador de huracanes» de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, se sienta en su estación de trabajo en el avión durante una gira de concienciación sobre huracanes en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

DESARROLLO

A todos estos factores meteorológicos se suma el problema de los seres humanos. Durante la pausa de las tormentas en las décadas de 1970 y 1980, el aire acondicionado en el sur se hizo más frecuente y las tormentas estaban en el fondo de la mente, por lo que más personas se trasladaron y construyeron en zonas propensas a las tormentas, dijo el ex científico de huracanes de la NOAA Jim Kossin, ahora de la empresa de riesgo The Climate Service.

Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes muy intensa

Aviones P3 de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, y Gulfstream se mantienen en un hangar en el Aeropuerto Nacional de Washington, Arlington, Virginia, el martes 3 de mayo de 2022. Crédito: AP Photo/Gemunu Amarasinghe

Pero las tormentas volvieron al desaparecer la contaminación y al agravarse el cambio climático. Si añadimos La Ninas, los seguros que facilitan la reconstrucción en zonas peligrosas, «ahora estamos pagando el pato» con más tormentas y más feroces, y más personas y edificios en peligro», dijo Kossin.

Durante al menos los próximos cinco años, dijo Kossin, «tenemos que abrocharnos el cinturón».


Previsión de huracanes 2022 de la NOAA: Hasta 21 tormentas con nombre posibles; hasta 10 huracanes podrían formarse


2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.

Cita:
Expertos: Todo apunta a otra temporada de huracanes intensa (2022, 31 de mayo)
recuperado el 31 de mayo de 2022
en https://phys.org/news/2022-05-experts-busy-hurricane-season.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Aparte de cualquier trato justo con fines de estudio o investigación privados, ninguna parte
parte puede ser reproducida sin la autorización escrita. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.

Tarot en directo barato y certero 5 MINUTOS GRATIS


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.